Seguimos hablando de las decisiones y como se ven influenciadas por las experiencias de vida de cada uno de nosotros.

En esta ocasión  damos una pequeña pincelada al principio del cambio.

Como siempre puedes ver el vídeo a continuación, o, si lo prefieres, leer todo el artículo debajo.

Espero que te guste. (Y más abajo tienes el acceso a todas nuestras redes sociales)

Gracias y ¡creciendo siempre y adelante!

Tino Doménech

 

 

 



Tal como explicábamos en nuestro vídeo anterior nuestra mente toma decisiones constantemente unas conscientemente y otras de manera inconsciente y todas ellas están basadas en nuestro aprendizaje de vida que ha ido dejando una huella en nuestro comportamiento.

Esta huella hace que actuemos y que nuestro cuerpo reaccione físicamente de una u otra manera totalmente diferentes frente a una situación determinada, la que sea, según hayan sido las asociaciones mentales que ha creado, tal como iremos viendo en vídeos siguientes.

Así que, como decíamos, para cambiar aquello que no nos gusta o nos perjudica en nuestra vida debemos cambiar las decisiones

 que tomamos y, por tanto, ser capaces de modificar esas partes de nuestro pensamiento.

Está claro que puede ser una ardua labor modificar o eliminar todas esas asociaciones que nos hacen sentir mal,

pero la base para conseguirlo es muy simple:

Decidir firme y claramente hacer ese cambio y, a partir de ahí, empezar a trabajar nuestra mente.
Poco a poco, paso a paso hasta conseguir pensar de la forma que nos resulte más útil.

Así que:

DECIDE QUE VAS A CAMBIAR COSAS

SE CONSCIENTE DE SI LO QUE ESTAS PENSANDO TE HACE SENTIR BIEN O MAL Y SI REALMENTE MERECE LA PENA ESTAR MAL POR ESO.

Cuando haces esto tienes siempre varias opciones de decisión, por ejemplo:

• Puedes seguir empeñado en tener razón, o sea, sabes que lo que estás pensando te está haciendo sentir mal, pero están tan arraigados tus valores, tus creencias y asociaciones que sigues queriendo creer que es lo correcto y ¡sigues estando mal! Aunque eso si ¡para tu mente subconsciente tu eres así y piensa que te está protegiendo!

• Tienes, tal vez, la opción de simplemente pensar sobre la situación algo totalmente diferente, re encuadrarla, entender que la otra persona tal vez no piense como nosotros, (o que la situación, a lo mejor, no es exactamente como la vemos), perdonar, perdonarnos, aceptar, etc… y ¡sentirte bien!

• Seguro que entre una y otra opción se te pueden ocurrir algunas más provechosas que la primera.

Todo esto que aquí relacionamos con sentirnos de una u otra forma se puede aplicar a cualquier faceta de nuestra vida.

Tenemos asociaciones con la comida, o con nuestros familiares, o tenemos envidia, o nos enfadamos fácilmente, o tenemos miedos que nos llevan a tener ansiedad, o jaquecas, o … hay miles de cosas que son fruto de como pensamos y que en muchos casos nos mantienen anclados porque nuestra mente piensa que estar de la manera en que estamos es lo mejor para nosotros.

Cambiar estas asociaciones, y conseguir que nuestra mente realice los cambios para pensar, decidir y actuar de la forma adecuada es lo que debemos perseguir a través de técnicas de control emocional que, en muchos casos, pueden ser realmente sencillas

¡Los únicos requisitos son decidir, aprender y perseverar!

Gracias y ¡creciendo siempre y adelante!

Tino Doménech

 

 

 


Suscribete a nuestro canal y no dejes de hacerlo también a nuestra lista de correo, blog… podrás descargar un e-book y un audio de RMA (relajación mental activa) que pueden ayudarte en tu mejora y seguir todas nuestras publicaciones.

NUESTRA WEB: https://escueladecrecimientopersonal.com/

También nos tienes en redes sociales:

YOUTUBE: https://www.youtube.com/channel/UCpk8GA8N4KasILUMCNYWlMQ

FACEBOOK: https://www.facebook.com/TinoCrecimientoPersonal

INSTAGRAM: https://www.instagram.com/tinodomenech_ecp/

TWITTER: https://twitter.com/CrecimientoUp