Me parece importante en un lugar dedicado al crecimiento personal el tener más o menos claro qué es el crecimiento. ¿Verdad?

Evidentemente para cada persona crecer puede suponer algo totalmente diferente.

Mientras que para alguien puede ser sentirse mejor a nivel espiritual, para otra adelgazar, tener una vida más próspera o tener unas relaciones diarias más satisfactorias (pareja, familia, amigos, etc.) sería lo que le hiciese sentir que está creciendo como persona.

Eso es así, pero cualquiera que sea nuestro objetivo de vida todos perseguimos estar bien, y ese es siempre el primer paso.

Porque solo podemos crecer cuando emocionalmente estamos bien, lo primero que debemos aprender es a controlar nuestras emociones, y estas dependen única y exclusivamente de como pensamos.

Nuestros valores, creencias, costumbres, nuestra experiencia de vida hace que frente a una situación determinada dos personas diferentes reaccionen de maneras completamente contrarias.

Así por ejemplo imaginemos a dos personas que van juntas por la calle. En el mismo momento, en el mismo sitio, ven venir a una tercera que está paseando con su perro… ¡Y mientras una necesita ir a acariciar al animal porque le encantan, la otra tiene que cambiar de acera porque le da miedo!
¡La situación objetiva es la misma, pero las experiencias de cada persona, y por tanto sus reacciones son fruto simplemente de las experiencias de cada uno!

Y en este caso hay un agente externo que podría ser peligroso (el perro) que tal vez podría justificar el miedo, pero en ocasiones simplemente es nuestra mente la que, de nuevo según esas

enseñanzas recibidas nos hace pensar respecto a algo de una forma que nos hace daño. Por ejemplo cuando hacemos algo a alguien esperando que esa persona reaccione de una forma determinada y no es así. O cuando, tiempo después de que alguien hiciera algo que para nosotros ha sido una ofensa, seguimos dolidos por aquello que no hemos sido ni siquiera capaces de solucionar y que ya no tiene solución.

Aprender cómo cambiar esto es lo primero que debemos hacer para crecer, ya que muchas veces esas enseñanzas (asociaciones mentales) que se han creado en nuestra mente constituyen un auténtico lastre que no nos ayuda en absoluto.

Y enseñaros esto es nuestro objetivo: Conseguir que seamos un poco más felices que, al final es en lo que consiste simplemente crecer a todos los niveles.

Un saludo

Tino Doménech


Leave a Reply

Your email address will not be published.